¿Qué es la Web 3.0 y qué promete a los Consumidores de Servicios Financieros?

15 de abril de 2020

En solo tres décadas, Internet pasó de la tecnología de investigación / académica a una utilidad ubicua, y las aplicaciones web y las actualizaciones siguen llegando. La tecnología actual de Internet no muestra signos de desaceleración. De hecho, se dirige rápidamente en direcciones sorprendentes impulsadas por necesidades reales, muchas de las cuales nacieron de las deficiencias de la tecnología anterior. Algunos servicios nuevos resultantes son similares a los que ya conocemos, excepto en un aspecto inspirador: ponen a los usuarios nuevamente en el asiento del conductor, al igual que en los primeros días de la web.

Nada ejemplifica mejor esta tecnología centrada en el consumidor que la blockchain, porque promete a los usuarios control total y transparencia del sistema a través de la descentralización. El Protocolo Maker, por ejemplo, que se basa en la blockchain de Ethereum, está diseñado específicamente para satisfacer mejor las necesidades financieras de los usuarios al proporcionar servicios que no dependen de las partes centrales y permitirles el control total de sus fondos.

Entonces, ¿qué tiene reservada la próxima ola de tecnología web para las personas que anhelan la autonomía económica y la libertad en todo el mundo? ¿Qué es la Web 3.0 y qué promete si es impulsada por la blockchain?

What is Web 3.0, and what does it promise if powered by the blockchain?
¿Cómo será la Web 3.0 si es impulsada por la blockchain?

Etapas de Crecimiento de la Red Informática Mundial

Para comprender el estado actual de la Web 3.0, así como su promesa económica, es importante reconocer brevemente la Web 1.0 y la Web 2.0, y cómo ambas fueron definidas por las interacciones del usuario.

Web 1.0: Construyendo la Base (1989-1999)

En 1989, Internet generó una nueva plataforma de sistema de gestión de información denominada "la World Wide Web" (Red Informática Mundial) por Tim Berners-Lee. La gente pronto inició sesión en "la web" para socializar en las salas de chat, compartir historias a través de weblogs e información a través de wikis, y buscar información. Las primeras versiones de la web fueron financiadas por el gobierno y se prohibió la actividad comercial. En 1991, la restricción comercial fue levantada. Poco después, la web se privatizó efectivamente y ¡el comercio electrónico explotó!. Las empresas adoptaron la web como una vía eficiente para la comercialización de bienes y servicios. Para cuando la National Science Foundation comenzó a cobrar a los usuarios por el registro de dominio, ya se habían registrado 120,000 nombres. En los próximos tres años, se sumarían 2 millones.

Mientras tanto, los gobiernos estaban haciendo uso de la web. Después de todo, ARPANET, el primer precursor de la red mundial, fue un proyecto del Departamento de Defensa de los Estados Unidos diseñado para facilitar el intercambio de datos entre diferentes agencias e instituciones. A mediados de la década de 1990, los organismos de radiodifusión de servicios públicos, como la BBC del Reino Unido, y los consejos de los gobiernos locales se encontraban entre los que lanzaron los primeros sitios web.

En los primeros días de la web, la búsqueda era joven. Pero incluso entonces, Google destacó entre sus competidores al desarrollar algoritmos para proporcionar a los usuarios resultados de búsqueda precisos y de alta calidad en respuesta a sus consultas.

Web 2.0: Adaptándose a los Comportamientos del Consumidor (2000-2009)

Cuando las empresas comenzaron a comprender cómo podían beneficiarse de Internet, se crearon nuevas formas de usar la web. Los blogs y wikis se hicieron populares (Wikipedia se lanzó en 2001), y las plataformas de redes sociales como Friendster y MySpace finalmente llevaron a la creación y el surgimiento de Facebook y, poco después, Twitter.

La Web 2.0 presentó una oportunidad para que los consumidores, las compañías y los empresarios con los ojos abiertos por igual, lleguen a audiencias masivas sin pagar tarifas propagandas y de publicación significativas. La era generó los oligopolios de Amazon / Facebook / Google. Cualquiera, independientemente de su posición social, afiliación política o nivel educativo, podría publicar contenido en la web y, además, tener éxito más allá de la imaginación.

Web 2.0 paved the way for what Web 3.0 will bring to consumers, corporations, and entrepreneurs alike.
La Web 2.0 permitió a consumidores, corporaciones y emprendedores llegar a audiencias masivas de manera efectiva y económica.

Democratizando Internet con la Web 3.0

De forma similar a cómo la era de la Web 2.0 ofreció respuestas tecnológicas a los comportamientos del consumidor resultantes de los días de la Web 1.0, la era de la Web 3.0, que comenzó alrededor de 2010, ha demostrado ser una reacción a los comportamientos que resultan de la Web 2.0.

La crisis financiera global del 2007-2008 tuvo impactos de largo alcance. Esta catalizó una implosión de confianza en varias instituciones: los bancos comerciales cuyas prácticas comerciales causaron la crisis; los bancos centrales que nunca lo vieron venir; y los gobiernos que no lograron abordarlo de manera efectiva o responsabilizar a las personas más irresponsables y negligentes. De hecho, gran parte de las irregularidades nunca habría salido a la luz sin periodistas ciudadanos y denunciantes. Los inconvenientes del poder centralizado se hicieron más evidentes, al igual que el poder de la tecnología.

Esta narrativa se desarrolló durante los años siguientes, ya que un puñado de grandes corporaciones tecnológicas se hizo inmensamente poderosa. Estas compañías proporcionaron los servicios que todos usamos, pero también recolectaron nuestra información personal a escala industrial. El escándalo de Cambridge Analytica y las acusaciones de interferencia en las elecciones estadounidenses de 2016 demostraron cuán peligrosos podrían ser nuestros datos en las manos equivocadas.

Junto a todo esto, otras tecnologías nuevas y complementarias avanzaban, incluida la Inteligencia Artificial (IA), el aprendizaje automático, el Big Data e Internet de las cosas (IoT). ¿Qué podría suceder cuando las mismas instituciones que no rinden cuentas y sus algoritmos opacos obtienen acceso a los datos del sinfín de dispositivos que se entrelazarían en todos los aspectos de nuestras vidas, y puede la blockchain ayudar a mantener a las organizaciones honestas?

Aprovechando la Descentralización para Nivelar el Campo de Juego Financiero

Como era de esperar, los problemas de confianza, transparencia, privacidad y control del usuario se encuentran en el corazón de la Web 3.0. Con redes dispersas y consenso descentralizado, la tecnología blockchain está a la vanguardia de este movimiento. Los smart contracts y las criptomonedas destacan el autoempoderamiento financiero, con usuarios que realizan transacciones entre pares en todo el mundo sin la necesidad de autoridades centralizadas. No solo eso, la blockchain permite la gobernanza colectiva, eliminando autoridades centralizadas y puntos únicos de falla de los sistemas.

What Web 3.0 will do is help support decentralized organizations, like MakerDAO.

Organizaciones Descentralizadas, como MakerDAO, siguen un enfoque colectivo de la dinámica del poder de Internet al depender de una comunidad dispar para la toma de decisiones. Por ejemplo, la comunidad Maker gestiona el Protocolo Maker a través de un sistema de Gobernanza Científica. El token MKR, el token de gobernanza del Protocolo Maker, permite a quienes lo tienen votar sobre los cambios en el Protocolo Maker.

Web 3.0 on the back of the blockchain can shift the balance of power back in favor of the user.

El Procotolo Maker está diseñado para dar soporte a una monedad digital que pueda ser usada por cualquiera, en cualquier lugar: la stablecoin Dai. Gracias a una tecnología que permite a las personas de todo el mundo acceder al Protocolo y generar una moneda verdaderamente imparcial. Maker ayuda a servir mejor al bien público al aliviar la creciente frustración del público, y desconfianza, contra los sistemas financieros cada vez más arcaicos.

Que puede Ofrecer la Web 3.0

La web ha permeado todos los aspectos de la vida moderna, desde el empleo y el romance hasta el comercio minorista y las finanzas. Pero ha ganado este éxito e influencia a expensas de sus usuarios, que esencialmente se han convertido en una mercancía para las grandes empresas, especialmente Big Tech. La Web 3.0 detrás de la blockchain promete cambiar el equilibrio de poder a favor del usuario. La capacidad de las personas y empresas para realizar transacciones con entidades de todo el mundo, sin interferencias de las partes centrales, prepara el escenario para un ecosistema económico robusto en línea. Las criptomonedas como Dai y los sistemas financieros descentralizados, como el Protocolo Maker, son fundamentales en este sentido.

Aprende más sobre MakerDAO, Dai y el Gobernanza de la Comunidad explorando el blog de Maker y uniéndote a las conversaciones en nuestro chat y en el Foro de Maker.

15 de abril de 2020